simetrias@simetrias.es

677 183 097

REVISTA

ANUARIO 2020. Capitulo 2. EMPLEO

Jornada Reinventa Futuro  2020

Jornada Reinventa Futuro 2020

Mercado laboral y horizonte de futuro

20 noviembre 2021

La crisis del coronavirus ha sacado a la luz problemas latentes en todos los sectores productivos y ha sembrado incertidumbre en el futuro laboral de los jóvenes y de las personas migrantes

En marzo de 2020 se paró casi al completo la actividad laboral en España y parte del mundo. La pandemia paralizó la demanda y los ingresos en los hogares de tal forma que hubo personas que sintieron por primera vez el vértigo de la falta de trabajo. Algunos incluso tuvieron que acudir a los servicios sociales y a los bancos de alimentos, algo que pensaban que nunca iban a necesitar.

Conviene no olvidar esos días en los que miramos al abismo a los ojos cuando juzguemos a las personas que ni tenían oficio cuando estalló la pandemia ni lo tienen ahora que la situación sanitaria es mejor. Hay que pensar en estos jóvenes que reclamaban sin éxito una oportunidad laboral y que ahora dudan todavía más sobre si hay futuro. Y también hay que ponerse en la piel de ese trabajador inmigrante que tiene que alimentar a su familia mientras carga con un estigma social. El coronavirus, además de los efectos en la salud, dejará secuelas en el mercado laboral.

Suele asociarse la carencia de recursos con la falta de empleo, pero hay una situación que debería invitar a la acción: en España al menos el 15% de los trabajadores son pobres y eso es muy visible en Castilla-La Mancha, una región que tradicionalmente ha tenido altos niveles de pobreza. La movilización de recursos por parte de la Unión Europea ha conseguido amortiguar el golpe, aunque muchos negocios no han sobrevivido. Las estimaciones que se hicieron tras la primera ola del Covid-19 vaticinaban que el 40% de las empresas no iban a volver a abrir la persiana. 

Un profesional del sector público autonómico recuerda que “el 16 de marzo nosotros ya estábamos colapsados y eso que acababa de empezar el confinamiento”. Había gente que ya preveía que no iba a poder pagar suministros, hipoteca o alquiler, porque vivían en condiciones muy precarias de empleo, con trabajos mal pagados y a veces trabajando en B. Los ERTE han ayudado, pero al ser una reducción salarial del 75% había personas a la que, con esa cantidad, ya no le llegaba.

Para Carlos Susias, presdente de EAPN España, la pandemia no ha terminado, pero la reconstrucción no puede esperar. Hay que tomar nota de los problemas que hubo en anteriores crisis, advertía que no era aconsejable una “salida asimétrica” de la crisis, como ha ocurrido en otras ocasiones. También pedía que se luche contra la brecha digital, que también puede dejar a muchas personas atrás. A su juicio, el empleo que se cree debe ser de calidad para evitar ese fenómeno de los trabajadores pobres.

 El mercado laboral se ve impactado por la precariedad laboral, segun Jose Luis Arroyo Secretario provincial CCOO, tiene sus propias características en La Sagra: temporalidad, sobre todo en el sector logístico, con picos de trabajo para campañas concretas y momentos en los que se necesita menos mano de obra. 

También hay una alta siniestralidad y los informes de inspección de trabajo apuntan que cuando se produce un accidente grave o mortal en el ámbito de La Sagra suele ser por la falta de medidas de seguridad.

Y, en tercer lugar, hay unas altas cifras de economía sumergida, sobre todo en sectores como la agricultura y construcción, afectado por la explosión de la burbuja inmobiliaria en la crisis de 2008. Esta actividad se frenó mucho durante los meses de confinamiento.

Buscando la solucion al problema de la economia sumergida en relacion a la población inmigrante, formulamos la pregunta a Isidro Hernández Perlines, director general de Presupuestos y concejal del Ayuntamiento de Bargas, que invita a tomar nota de las experiencias de integración de inmigrantes en otros países, porque considera necesaria esa mano de obra. A su juicio, tendrán un papel muy importante los servicios educativos y sociales. La situación del mercado de trabajo es muy particular, porque tiene un paro estructural muy elevado, y, a la vez, hay muchos sectores económicos que no saldrían adelante sin ayuda de los trabajadores extranjeros, apunta Perlines.

En el sector primario, la agricultura es hortícola (tomate, pepinos, cebolla, patata) con pequeñas explotaciones que dificultan la estabilidad de contratación laboral tanto a autóctonos como migrantes, los bajos precios y lo controles sanitarios en sus productos no pueden competir con las grandes superficies de supermercados; pero en el caso de los inmigrantes la economia sumergida dificulta su regularización laboral y la consecuencia de caer en situación de sin papeles que afecta a disponer de tarjeta de sanidad o el contrato de alquiler de su vivienda. Una parte de estos jornaleros que viven en municipios de La Sagra como Recas, se desplazan a otras campañas del ajo, el olivo o los invernaderos de Murcia y Almería, pero manteniendo su vivienda como es el caso de la comunidad maliense que esta asentada desde hace más de treinta años.

Hay que mirar también el papel que ha tenido la agricultura en la pandemia, una de las actividades que no paró ni siquiera en lo más duro del confinamiento y que se ha enfrentado con dificultades inesperadas.

José María Fresneda, presidente de Asaja, afirma que ha faltado mano de obra en el campo durante las campañas. Hay personas que no quisieron trabajos que sí fueron aceptados por gente procedente de otros países. Los inmigrantes fueron acusados además de propagar el virus, para mayor estigma. La conflictividad social se ha agravado en los pueblos de La Sagra y Ángel Nicolás considera que los ayuntamientos pequeños no pueden cargar con la responsabilidad de resolver estos conflictos, sino que las soluciones deben llegar de más arriba.

La gente inmigrante necesita trabajar y los agricultores los tienen que contratar porque los trabajadores españoles que estan subsidiados no quieren ir a trabajar al campo. En el debate sobre cómo solucionar el problema de la economia sumergida en el sector agroalimentario desde hace años, su punto de partida es primero que el gobierno obligue a trabajar a quienes reciben las ayudas sociales, porque así no se necesitaria o no se verian obligados a ofrecer trabajo a inmigrantes. En sus argumentos, se critica a la politica de UE Pacto de Europa Verde, con fuertes controles en la producción que dificultan la competitividad de sus productos, a la vez que se permite que las grandes superficies de supermercados coloquen productos de terceros paises con menos controles y salarios mas bajos, con los que los agricultores españoles no pueden competir. Con este argumentario se justifica no de manera explicita el trabajo de jornaleros con salarios bajos y largas jornadas laborales.

Desde la perspectiva agrícola, Arturo Serrano insiste en el mensaje transmitido por Fresneda de que ha faltado mano de obra en el campo y tiende la mano de esta organización para colaborar en lo posible a que las personas que trabajen en el campo lo hagan en situación regular.

Hay que regularizar y también hay que mejorar las condiciones en las que viven los temporeros. “Me resulta difícil de aceptar es que, en el siglo XXI en España, sigamos con el tema de los asentamientos y sigamos con la contratación de trabajadores en la plaza del pueblo y trabajando sin contrato”, comenta un líder sindical, que se lamenta que son recibidos con piedras por las propias personas de los asentamientos cuando se desplazan allí para tomar nota de su precaria situación.

José Luis Arroyo considera que hay que dejar de señalar las connotaciones negativas del fenómeno migratorio y señalar la aportación de estos trabajadores a algunos sectores como la construcción, la agricultura y la dependencia, algo muy visible en una comarca como La Sagra.

 

Las primeras reflexiones  sobre el impacto de la crisis y  el futuro hacía una economia verde, circular y digital, las realiza Ángel Nicolás, presidente de CECAM, quiere incidir que la empresa castellano-manchega ha estado a la altura durante la pandemia. En los peores momentos, los talleres se pusieron a fabricar mascarillas “y algunos no las querían ni cobrar”, recuerda. Ahora hay que intentar que todo vuelva a la normalidad y enfrentarse no solamente al reto sanitario, sino a otros desafíos, como la reconversión de muchos puestos de trabajo hacia el sector tecnológico. “La nueva tecnología trae consigo, una reducción de empleo y eso provoca dificultades para la reubicación de los trabajadores españoles en esos nuevos sectores”, advierte.

Con el confinamiento en el sector de servicios y con la crisis economica se produce una caida de la afiliacion a la seguridad social de poblacion extranjera de apoyo a personas dependientes, doméstico, limpieza, estos trabajos son realizados por mujeres migrantes, sus consecuencia son muy negativas en especial a la comunidad latina o árabe por no disponer de contrato laboral de las familias o personas dependientes donde trabajan, que las coloca en situación de sin papeles por no poder disponer de permiso de trabajo y tienen que acudir a los bancos de alimentos y servicios sociales ante la falta de ingresos por no poder trabajar.

Desde los ayuntamientos en La Sagra ponen el foco en el futuro laboral de los jóvenes. Las administraciones hicieron todo lo posible para dar una respuesta a las necesidades de la gente en el momento del confinamiento, pero en muchos casos se vieron saturadas ante las peticiones de ayuda. “Las familias han tardado mucho tiempo en cobrar y tenían problemas incluso para contactar con los servicios de empleo”, comenta Luis Miguel Martín, alcalde de Yuncler, al que le preocupa especialmente el futuro laboral de los jóvenes del municipio. Reivindica la importancia de los agentes de empleo, que ellos han recuperado en la localidad porque cree “que pueden ser una figura muy importante”.

La principal preocupación de los alcaldes en municipios de La Sagra es el futuro de los jóvenes que se descuelgan con facilidad del sistema educativo y terminan en el parque sin trabajo.

Ante la crisis economica covid19 en municipios como Seseña la lucha contra el desempleo juvenil se aborda desde el ayuntamiento al analizar el empacto en los servicios sociales, la vivienda y el empleo, su concejala Arancha Cuevas ponia todo su esfuerzo en julio programando on line cursos de formación y empleo que pudiera formar a los jóvenes ante la situación de desempleo juvenil. 

Cómo hacer frentes a las dificultades de la baja cualificación de los jóvenes para incorporarse la mundo laboral, se aborda en Yuncos con el programa PRISMA la asociacion LLere  trabaja en coordinación con los servicios sociales del ayuntamiento e institutos, en una línea similar con los jóvenes que se descuelgan de bachillero o formación profesional, a diferencia de Illescas, la estabilidad de los equipos es clave, porque en el caso de la asociación LLere que gestiona el proyecto tienen que esperar a la convocatoria de inclusión social anual, lo que dificultad la estabilidad en la intervención con las familias y los jóvenes.

VOLVER

CONTACTO

Teléfono: 677 183 097

Email: simetrias@simetrias.es

Web: www.simetrias.es

Esta web con el lema Creamos Futuro se desarrolla en el marco del proyecto “LOS JOVENES INMIGRANTES EN EL CORREDOR DE LA SAGRA: EL ALCANCE DE LAS POLITICAS DE INTEGRACIÓN SOCIAL” aprobado por la Consejería de Bienestar Social de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha.

OK